lunes, 14 de enero de 2013

Reflexión, y ya está

Esta es otra de esas entradas distintas a lo que estáis acostumbrados a leer (los que lo lean) por aquí. Sin embargo, me sentía con ganas de compartir con el mundo la siguiente reflexión que tuve, digamos, uno de estos últimos días.

Espero que os haga reflexionar, como a mí me hizo reflexionar mi propia reflexión. Lo cual, por otro lado, no es algo que resulte raro...

"Si hacer todo lo que la gente no espera que hagamos es lo que queremos todos, se convierte justo en lo contrario a eso. Y en el fondo queremos ser recordados por gente que se olvidaría hasta de su cara si no se la viera en el espejo. Una fama demasiado fugaz. Somos recordados por las personas que no esperamos que nos sigan recordando. Y cuanto más tiempo pasa, más lo infravaloramos. La ilusión de proximidad de la sociedad actual nos aleja de nosotros mismos y de quien queremos que nos acompañe en este largo viaje. Y cuando algo sale mal nos aferramos a tópicos vacíos que seleccionamos en función de lo que necesitamos oír en cada momento. Lo único verdadero es que las cosas tienen la importancia que uno les quiera dar."


2 comentarios :

  1. .... la vida te da sorpresas.... sorpresas te da la vida......

    ResponderEliminar
  2. Me alegra saber que as aprendido a ver las cosas así, tienes toda la razón en tu reflexión, las cosas tienen la importancia que cada uno las queramos dar........un beso cariño.

    ResponderEliminar