jueves, 12 de abril de 2012

Sueños

Vives
en los verdes prados
más regados,
bien cuidados.

Marchas,
campo a través,
y el barro no se atreve
a manchar tu camino.

Brillas,
y el Sol te lame,
curioso,
te envidia,
celoso.

Me ciegas
con tu dulce ternura,
encandilando a la Luna llena,
fundiendo su sangre de luz de plata.

Me estrello
de morros contra lo real,
por quererte y no verte,
sin tenerte y no besarte,
y tan fácilmente encontrarte.

Y te canto
mil baladas,
junto al río más bravo,
al ritmo del latir de mi corazón,
impredecible.

Me comes,
y te muerdo,
hambriento de ti,
rabioso,
loco de atar.

Ruge la mañana,
como cruel latigazo.

No se apiada de corazones soñadores,
ni de trasnochadas almas,
sin parar de arrebatar los vastos sueños,
y dejarme,
por contra,
la nada.


1 comentario :

  1. Escribiendo así y sintiendo así tengo el presentimiento qué tus sueños se cumplirán.....

    ResponderEliminar