martes, 10 de abril de 2012

Las mantas del querer

Corre el frío, y por las calles
la penumbra se adueña de los portales,
donde mendigan ya los besos de alquiler,
sin corazones que los quieran recoger.

Se desgastan ya, los versos resfriados,
los quehaceres abandonados,
de tus finos dedos oxidados.

Y en tu pecho el corazón calienta solo
sus aires cada Diciembre.

Se acurruca en los rincones desolados,
en donde se ríe y se cuenta
en voz alta los ‘tequieros’ espantados,
en voz baja los besos atragantados,
y pa’ dentro los amores bien soñados.

Para poderse dormir,
Y entender lo que escribe.
Y escribir lo que siente.
Y sentir lo que entiende…

…bajo el frío de las mantas del querer.


2 comentarios :

  1. Que profundo... Esta pagina tiene mucho futuro!!!

    ResponderEliminar
  2. La página no sé, pero el autor seguro qué sí.....

    ResponderEliminar