jueves, 19 de abril de 2012

Bosquejidos

Anochece por las rías,
por montañas,
sangrando agua,
pariendo cavernas.

Cuentan las ardillas
que ya nadie rebusca
alimento entre sus tierras,
cobijo en sus arbustos.

Cuentan, pensativas,
que los buitres no rapiñan,
y los búhos no las miran,
que ni a la nada contemplan.

Cuentan que recuerdan
añorar mis sonrisas,
mis abrazos difuminados
en la mar salada.

Sonrisas que no quieren
ser regaladas a nadie.
Sonrisa que sólo asoma
para perseguir otras sonrisas,
que se dejan observar
hasta morir desdibujadas.

Ya no cuentan mil historias
mis adrillas abrumadas
por la ruina de los tallos
de las nubes sonrosadas.

Abandonan ramajes
de este gélido bosque,
desnudo,
desvaído,
que no quiere acoger a nadie
hasta volverte a ver.


1 comentario :

  1. Es tan bonita.....¡¡¡¡ diossss...cómo me gusta....!!!!

    ResponderEliminar